viernes, septiembre 08, 2006

La dosis del olvido...

(...)

¿Me voy al carajo?. Cielos, si siento que estoy en el carajo (Arizona puede parecerse bastante a lo que nosotros conocemos como a la mierda, ya que pasan cientos de kilómetros y uno no ve ni un alma). Bueno, supongo que tendré que tener el cuidado necesario, no vaya a ser cosa que después no sepa como regresar a casa y me quede deambulando eternamente bajo este sol (el solo pensarlo me estremece).
Anoto en un papel sus indicaciones. Toma un cigarrillo de los míos y lo enciende. Aspira con lentitud y luego exhala. Tiene unos bellos labios, sonrosados y formados. Creo que sabe que lo estoy mirando con codicia, pues se aprieta las manos con nerviosismo.

No seguiré dilatando esto, mientras busco el dinero que viene en un sobre café. Lo pongo en la mesa y se lo acerco. Él me mira.
- ¿Tengo que contarlo?.
- Solo si desconfías-. Le digo mientras me muerdo el meñique.
- No querida, tienes cara de ser una buena niña, una niña inofensiva.

Toma el sobre y lo guarda en su chaqueta. Me guiña un ojo y pide dos cervezas. Eso me produce alivio, ya que no sé exactamente cuanto dinero hay en el sobre. Ahora veo que se siente más relajado, supongo que luego de los negocios (por decirles de algún modo) viene el relajo. Me acerca una y abre la otra con ansias.

- Bueno, ahora podemos hablar, ¿de donde vienes?. Claro que si quieres conversar, ya sabes, tu puedes hacer lo que quieras, el cliente manda.
- En
realidad no quiero hablar sobre nada, ¿es necesario?.
- No, solo por cortesía lo hacia, tu sabes, el cliente tiene la razón.

Bebe y un hilo resbala por su comisura. ¿Cómo ser insinuante sin parecer puta?. Una de las cosas que me ha aproblemado demasiado es querer decir algo, pero sin parecerlo. O más bien querer hacer algo, sin decirlo. Dibujo estrellitas en las servilletas, ya llevo cuatro. Él me mira mientras dibujo.
- ¿Y que tal estuvo tu viaje hasta acá?.
- Bien, con mucho calor. ¿Me creerías que esta es mi segunda vez en un avión?. Me aterran, la verdad es que me aterran. Si se cae o estalla, y todo eso, donde quedarían mis restos, andaría perdida por ahí hasta la eternidad.

- Uf, ese es un cuento superado para mí. Llevo años viajando, aunque la verdad no te sabría decir cuantos, ya que mi química es la mejor.- Me guiña un ojo y bebe.

(...)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

NO SE SI ESTOY CONFUNDI'A O QUE! PERO SI NO ME FALLA MI MEMORIA...ESTE CUENTO LO ESCRIBISTE ANTES DE QUE SE ESTRENARA LA PELICULA "ETERNO RESPLANDOR ..."...ES ASI O ANDO ALUCINANDO???? ACLARAME LA DUDA PLIS!
LALIRAX!

Vero dijo...

Antes... antes...
Eterno resplandor es del 2004... y esto lo escribi por alla por el 2000... cuando quedo la crema con tu sabes quien...
Eso...

Saludos...

Anónimo dijo...

A PROPOSITO DE LO MISMO...EL OTRO DIA ENCONTRE ALGO QUE PALABRE'E HACE UN TIEMPO, PARA QUE NO SE PIERDA AHI VA...SOLO PARA COMPLEMENTAR...DIGO DIGO...
...SOY DE AQUELLAS PERSONAS QUE CONSIDERA QUE LA MEMORIA NO ES NECESARIA,
SOLO NOS LIMITA, TRASFORMANDONOS EN SERES MAS INTOLERANTES,
ABSURDOS, DISCRIMINADORES, INSIPIDOS Y TORPES...LA MEMORIA NOS IMPIDE
EVOLUCIONAR LIMPIAR NUESTROS ESPIRITUS Y SOLO NOS FACULTA PARA SER SERES
MAS INCAPACES
Y POR CIERTO MUCHO MAS INFELICES.
LA ANONIMA LIRAX!