jueves, septiembre 24, 2009

Reflexiones post-debate: Yes, we can; I have a dream y otras hierbas.

Ha pasado casi una semana del debate presidencial.
Y fue una semana llena de comentarios y revuelo periodistico
al respecto.
Se encendió una polémica por el mentado Informe de
Transparencia
Internacional que salió a colación el dia del debate;
y que insultos más o
insultos menos, fue el punch estrella de la noche.
Además, a esto se le suma
la bajada de Alejandro Navarro en dias
posteriores de su inscripción,
dándole su apoyo a MEO;
sonando como globo desinflado y encendiendo
el salón donde
hasta combos y gritos de "traidor" hubieron.

Pero luego de presenciar el debate, me quedaron más dudas que certezas.
Definitivamente la retórica es el fuerte de la izquierda y el uso de metáforas
no entendidas el de la derecha.
Las grandes diferencias entre los candidatos
y las ideas nunca me
quedaron claras, sé que voy a sonar cliché, pero todos
sonaban
como más de lo mismo (exceptuando JA en algunos momentos) y la
incapacidad de generar debate, lamentablemente me hace pensar
en una
sociedad que aún ti
ene serias dificultades para la discusión y la expresión.

De ejemplos, varios
botones.

Para el tema delincuencia y narcotráfico, todos concordaron que serían politicas de rehabilitacion más que de represión (fácil decirlo, dificilisimo llevarlo a cabo), apuntando a lagrimógenos comentarios como: "8 de los presos son hijos de delincuentes", "hay que ponerle candado a la puerta giratoria" etc, etc.

Sin embargo, aunque solo haya sido discursivo,
él que puso el dedo en la llaga del asunto fue JA,
que comentó que la desigualdad social es
la generadora de la delincuencia y la marginalidad social...
y asi es!


Uno de los momentos donde sentí verguenza ajena,
fue cuando se trató
el tema de la crisis economica y l
as ganancias desmedidas de los bancos.
SP diciendo en
vivo y en directo a miles de personas en su cara
que los
bancos se han aprovechado de nosotros y que haria un
SERNAC
financiero, fue casi un momento surrealista,
que fue rematado con un
"... los empresarios deben saber
respetar los derechos de los trabajadores
y compartir las ganancias".

Espero realmente de corazón que la mala
memoria no nos
ataque de nuevo (ya que no son 50 años, sino sólo 20)
y no
olvidemos una de las caracteristicas principales de este candidato:
es un empresario y ha llevado a cabo todos sus proyectos con la premisa
de un empresario del siglo XIX, menos costos y mayores beneficios
para si mismo.
Junto con eso, debe haber comprado a Dios también, ya que gracias a él
va a salir presidente del país (y lo dijo SP en primera persona);
o sea, hasta
a Dios perdimos los chilenos por que lo compró SP!!


Tambien otro momento de antologia fue escuchar a EF decir que
el Mercado
ya no puede seguir regulando todo y que necesitamos
más Estado... más Estado!!!!!;
una de sus herencias de su gobierno
es haber neoliberalizado este país más
que la misma dictadura y
despues tiene las patas de prometer Estado!!...
supongo que son los
vientos historicos lo que llama al Estado otra vez al
poder, asi
como sucedio luego de una crisis economica (recordar el caso de 1929
y el surgimiento del Estado Bienestar), pero si lo dijiera Arrate (que lo hace)
es más creible que si lo hace un DC con pasado liberal.

Se repitieron demasiado seguido los momentos surrealistas en el debate,
como cuando Frei sacó a colación el mentado informe y
cómo se le
descompusó la cara a SP; o cuando MEO por vigésima vez en
el debate
menciona los derechos inalienables (para él todo es un derecho
inalienable, cuidado con tus palabras hombre!!); o cuando una y otra
vez
MEO llama a la declaración de los gastos de campaña en un contexto
de
debate de IDEAS... claramente es algo que algunos chilenos esperamos,
pero no era el momento ni el lugar para jugar a las vencidas por quien gasto más.
Además, quiero suponer que los chilenos sabemos que la estratosferica cantidad
de dinero que ha gastado SP en su campaña es, como caracteristica propia de él,
dineros de fondos privados, extraños o anónimos; algo marcadamente truculento
que se debe tener en cuenta a la hora de la votacion.


Ese papel de paladín de la justicia, de batichico, de poseedor de la verdad,
de desenmascarar la mentira y la justicia que le gusta personificar a MEO,
me molesta de sobremanera, ya que en cierta forma nos subestima a todos,
haciendonos creer que piensa que somos una manga de ignorantes que sin
su luz reveladora no seríamos nada. Además, el I have a dream tiene copyright
y decir que quiere encabezar una revolución mental es sobreestimarse demasiado
(o tener el ego por las nubes). Más aún, con el fenomeno mediatico que significa MEO
y su constante
recalque en su juventud y en la "necesaria oxigenacion de la politica"
(q comparto); cuando no responda a la altura de las circunstancias, se escudará
en su juventud (36 años) como la presidenta Bachelet se escudo en su género
y en su inexperiencia politica??... le podremos perdonar todo en pos de la
oxigenacion politica?


Con respecto a Jorge Arrate, en general no tengo mucho que decir;

es historicamente el proyecto de la izquierda chilena, que ha sido

encarnado por diversos personajes a lo largo de la transicion (Max-Neef,
Marín, Hirsch): llegar al Estado Bienestar-Docente-Justiciero a través de
reformas tributarias y acortar la brecha de la desigualdad social que es
nuestra lacra.
Sin embargo, me parece -por decirlo de forma diplomatica- populista,
utilizar la figura de Allende (con una nueva ideologia politica, el allendismo!)
para tratar de aclanar las ideas o por lo menos activar el switch del recuerdo
en algunas memorias emotivas. Ademas, no puedo borrar de mi cabeza el
hecho de que este libertario, socialista, orgullosamente de izquierda,
representa al PC y fue ministro de Frei Ruiz Tagle, un DC.


Lo último que tengo que decir al respecto del debate es...
¿habrán aprendido a debatir SP y EF en sus colegios?.
Durante el II bloque del debate, que llamaba a un dialogo abierto
(o encubiertamente a descuerarse unos a otros), solamente MEO y JA
tomaron el guante y se dijeron un par de cosas; cada vez que Guillier
llamaba al derecho a réplica, los old boys sacaban a relucir su buena
memoria recitando su programa, ¿y de la réplica, y de las posiciones
en contra o a favor, y del diálogo?... pues ni luces! Tanto así, que el
rector del juego tuvo que recordarles varias veces que era replicar ideas,
no recitar ideas.


En fin, como bien dije, me quedaron más dudas que certezas.

No hay comentarios.: