miércoles, mayo 11, 2011

Y cuando menos uno se lo espera...

Aparece lo que parecía olvidado,
haciendo tal muestra de memoria,
que eriza la piel.



Gracias miles de millones,
ha sido una hermosa sorpresa.


No hay comentarios.: