sábado, marzo 03, 2012

Y bueno, a veces es necesario perder...

Leyendo los diarios de hoy y los comentarios de la gente que fue,
junto con ver las fotos del recital... 
claramente siento que me perdí algo que debiera haber vivido.
Por todo lo que significó y significa The Wall para mí, 
lo que me hizo pensar y sentir,
cómo me identifiqué con sus letras, 
y lo que me ayudó en mi entendimiento sobre el mundo...


pero a veces, como esta vez,
es necesario aprender a perder, 
para valorar lo que se tiene y 
darse cuenta que no siempre se puede ganar.


Damn it!!
Juro que no me vuelve a pasar!





Mirando a los hombres que se ríen con ganas

No los que tienen lindas sonrisas, 
con los dientes bien parejitos y blancos,
con la curva de los labios perfecta.... 
no, no la sonrisa perfecta.


Sino esos que se rien a carcajadas, 
que son capaces de mostrar casi todos
sus dientes en un ataque de risa, 
que se les arrugan los ojitos.


Esos hombres que contagian con una 
buena carcajada, que te incitan a reir,
inclusive sin saber por qué.


Que son capaces de reir por las cosas
más tontas del mundo, y que cuando
se ríen con todas sus ganas, te miran
a través de sus ojitos chinitos de risa.


Por eso, Michael Fassbender, me encantas,
por que cuando te ví reir, me pareció la
sonrisa perfecta.



Vivo en Chile, por si acaso, y también soy de 
esas personas que se ríen con ganas y con 
el cuerpo... :)