martes, noviembre 27, 2012

Y algo cambió!

Las entradas estaban compradas hace rato.
Y los días pasaron lentos, lentos.
Varios de mis conocidos fueron al Primavera Fauna y
alucinaron con el show de Pulp, que era lo mejor que 
podrían haber tocado.
Me entró la duda, quizás mis expectativas eran demasiado altas.




He esperado ver a Pulp en vivo desde 1997, cuando me 
compré, juntando mis vueltos de la micro escolar, el Different
Class.
Me lo aprendí de memoria, aún me lo sé.
Usaba walkman en ese tiempo y el típico lápiz bic para
ahorrar pilas.
Fue la banda sonora, junto con Suede, Blur, Oasis, The Cure,
My Bloody Valentine, Catherine Wheel y tantos otros que me
acompañaron en todos mis viajes de San Bernardo a Santiago,
al colegio y luego a la universidad.
Si, dígame pegada con confianza, aún escucho la misma música
que escuchaba cuando tenia 15 años.


En la fila para entrar al Teatro La Cúpula, que era eternamente 
larga y lenta; ya me empezaron a entrar los nervios... ¿y si no 
tiene voz?, ¿y si no lo veo bien?, ¿y si estoy muy lejos?
¿y si no toca las canciones que quiero?, ¿y si no me produce la
emoción que creo que producirá?.

Para rematarla más, el show empezó con casi una hora y media 
de retraso. Ahí parada, mirando el escenario vacío, mirando a la
gente que sacaba sus tecnológicos aparatos para fotografiar
y grabar.

Cuando se encendieron las luces de PULP... fue cuando mi corazón
dio un vuelco y comenzó el setlist más bakan de la historia, donde
repasaron cada una de las canciones que oí con fervor cuando chica.



Además, Jarvis es un frontman carismático y divertido, que habla 
con el público, que tira tallas, que se pinta los labios con brillo
y que hasta se detiene cuando alguien lo
llama (inolvidable el grito de la tipa, llamándolo y el contestando what?)



No pude contener las lagrimas cuando comenzaron los acordes
de Do you remember the first time?... y se me erizó la piel
cuando, con guitarra en mano, Jarvis cantó Like a friend. El momento
cúlmine de la jornada fueron, obviamente, Common people y Disco 2000. 





Si, soy calcetinera y disfruto un concierto bailando y cantando, y quedo
sin voz al otro día y me duele todo... pero este concierto lo viví con la energía
de los 16 años, por que así me sentí de nuevo, viendo al grupo
que siempre quise ver, con Jarvis más viejo pero igual de divo,
de loco, de excéntrico como hace 16 años, con las canciones más 
simbólicas de la vida, especialmente a los 16 años.

Y por que cantó, y no se olvidó, Bad cover version.


http://www.setlist.fm/setlist/pulp/2012/teatro-la-cupula-del-parque-ohiggins-santiago-chile-43dac727.html#.ULTUDF_PxdE.blogger

No hay comentarios.: